La embajada de Francia en el Perú, El Fondo Contravalor Perú- Francia, entidades privadas, la municipalidad distrital de Pomalca y pobladores de Ventarrón (Lambayeque) impulsan un modelo de desarrollo de turismo sostenible.

ventarron REUTERS Ignacio Alva Handout

El Director del Proyecto Arqueológico de Ventarrón, Walter Alva, esta sembrando la responsabilidad de un turismo mejor y está apostando por la viabilidad de un turismo responsable que lo haga sostenible ecológica, económica, social, cultural y políticamente. Esto deriva de una nueva forma de entender el turismo como el complemento real al desarrollo sustentable; este es un modelo de desarrollo económico concebido para mejorar la calidad de vida de la comunidad de Ventarrón y en el que la sostenibilidad social y cultural garantiza que el desarrollo aumente el control de los pobladores sobre sus propias vidas, para que sea compatible con la cultura y los valores de las personas afectadas, además de que mantenga y fortalezca la identidad de la comunidad, para facilitar al visitante una experiencia de mejor calidad y mantener las ruinas, de las que tanto la comunidad anfitriona como los visitantes dependen. La visión realista es empezar por el reconocimiento de las responsabilidades de todos los implicados en el proyecto, tanto del pueblo al que nos debemos, heredero de esta milenaria historia, como de los que lo reciben.

Los habitantes están involucrados en el cuidado del complejo arqueológico del mismo nombre. Por ello, todos los pobladores trabajan activamente para convertir a Ventarrón en un nuevo destino turístico de Lambayeque.

La búsqueda del equilibrio entre el crecimiento económico y la protección de los recursos nacionales ha obligado a las naciones ricas y pobres por igual a cooperar con el desarrollo del turismo sustentable a la vez que compiten por el turismo internacional.

En marzo del 2010, Ventarrón estuvo de fiesta y tuvo como invitada de honor a la embajadora de Francia en el Perú, Cécile Pozzo di Borgo, quién llegó para entregar a la comunidad un parque, proyectos de saneamiento básico y de servicio. Estas obras harán posible poner en valor el monumento arqueológico para fines turísticos.

El Fondo Contravalor Perú-Francia financia obras en los complejos arqueológicos de la Huaca del Sol y la Luna (La Libertad) y  en Las Balsas, Zarpán, Collud y Ventarrón, donde se ha colocado un techo metálico para proteger el templo (los cuatro en Lambayeque). El monto de inversión es de S/. 1.225.000. Además las obras de Ventarrón también obtuvieron el financiamiento de la Unidad Ejecutora Naylamp, Empresa Agroindustrial Pomalca y Municipalidad Distrital de Pomalca.

El gestor de este cambio es Ignacio Alva Meneses, arqueólogo residente del complejo, quien en noviembre del 2007 descubrió el mural policromo más antiguo de América. Alva y otros arqueológos comentan que este centro ceremonial tiene un gran valor científico.

venatrron 2 REUTERS Ignacio Alva Handout

¿LA CUNA DE SIPÁN EN VENTARRÓN?

En Ventarrón (Lambayeque, norte de Perú) se localizan un mural y un  templo de más de 4000 años de antigüedad. El mural policromo es una verdadera joya y está considerado como el más antiguo del continente americano. Se ubica en la parte medular de un recinto sagrado que ha sido bautizado como el Templo del Venado Cautivo, porque contiene imágenes de caza ocurridas en la prehistoria. Según hipótesis de los arqueólogos parece ser que este templo fue un centro ceremonial y el primer centro de civilización en América. Estuvo dedicado al fuego, porque en la parte superior del templo se mantenía probablemente siempre  una llama encendida, con algún tipo de significado religioso.

Los antiguos muros multicolores no son el único atractivo del antiguo templo. En el lugar también se han descubierto una serie de tumbas,  una singular estructura que tiene la forma de una chacana o cruz andina de singulares características y una gran variedad de símbolos e iconografía.