0 0
Read Time:2 Minute, 13 Second

A través de la historia siempre ha querido el hombre plasmar en paredes sus ideas, formas de vida y sentimientos a través de inscripciones. En los años sesenta se inicia en los Estados Unidos una forma de expresión como uno de los cuatro elementos de la cultura Hip Hop, comienza el Graffiti. Este término, italiano en su origen, designa a las  varias formas de inscripción o pintura generalmente sobre superficies públicas o privadas. Pueden ser simples firmas o todo un arte. Es un mecanismo de comunicación juvenil, incluso, pueden ser considerados como constructores de una identidad colectiva. En el Perú es una disciplina nueva. Toma fuerza a partir del año 2004. En sus inicios también estuvo relacionada a la música como el Rap y otros géneros musicales.

 A1

Para unos es arte y para otros, vandalismo. Depende del punto de vista de cada uno. Lo que si es seguro es que las calles de la gran Lima se han convertido desde hace algún tiempo en un lugar donde los jóvenes necesitan exponer sus ideas y sentimientos a través de Graffitis.  Los juveniles artistas de la calle inventan obras pasajeras para admiradores al paso.

 

En esta gran metrópoli nadie habla de ellos pero todo el mundo los ve.  Están en todas partes como en paredes, vehículos, puertas y hasta en pistas. Se les encuentra en muchas formas, tamaños y colores. Pueden ser desde retratos hasta figuras abstractas que a pesar de su rareza entornan un mensaje o una historia provocando todo tipo de reacción ya sea de risa, indignación o rechazo.

A2

En el Perú uno de los lugares donde este movimiento ha cobrado mayor fuerza es en los barrios marginales de la provincia constitucional del  Callao. Aquí los muros cuentan historias. Hablan de la vida y hablan de los muertos y de los que se quedaron aquí para pintarlos. Toman personalidad elevándose a la categoría de lienzos. Aquí se pintan ídolos populares que rápidamente se convierten en amadas insignias del barrio. Soneros, que no existen más, sus rostros pintados sobre los muros hace que  su música cobre aliento. « El pintado de lapidas » es una variante chalaca* del Graffiti que en  estos barrios populares va convirtiéndose en una tradición contemporánea para honrar a los caídos en defensa propia.

 

El medio ambiente deteriora los muros, además, el graffiti no da una economía para vivir pero el ingenio popular ha creado el graffiti de lavar y usar, el graffiti para llevar puesto. Así se pueden convertir los admiradores rápidamente en homenajeados como una respuesta indirecta a las condiciones sociales y políticas de este país.

A3

 

 

*Chalacos: término con que se designa a la gente del Callao

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %